El día miércoles 02 de noviembre se realizó el taller de Estrategias para afrontar la Vida Universitaria, que estuvo a cargo de los  Magísteres en Psicología Felipe Guerra y Camila Valenzuela, respectivamente, ambos profesionales  del Complejo Tecnológico de Aprendizaje (CTA). Espacio que estuvo dirigido a 55 estudiantes del nivel 302 de la carrera de enfermería.

En este taller, se generó el espacio y la instancia para conversar con los estudiantes sobre las diversas inquietudes que tienen al respecto, de  cómo afrontar la universidad,  y en ese contexto se entregaron diversas herramientas para la planificación del tiempo, la solución de problemas y la gestión emocional.

Se conoce que la vida universitaria puede ser muy emocionante y desafiante, pero esos mismos desafíos, acompañados de emociones que no sabemos manejar, pueden jugar en contra a la hora de canalizar esas sensaciones a la hora de tener que cumplir con algún examen, o de procesar correctamente una materia de estudio.

Por este mismo motivo, es que los psicólogos del Complejo Tecnológico de Aprendizaje, Mg. Camila Valenzuela y Mg. Felipe Guerra, acudieron a la invitación realizada por la Carrera de Enfermería de la Universidad de Atacama, quienes no dudaron en compartir esas estrategias, empatizando con los y las estudiantes, que muchas veces se pueden ver afligidos y con pocas opciones para convivir y sobrellevar el estrés normal que conlleva la rutina y vida académica universitaria.

Al respecto, la psicóloga del CTA, Camila Valenzuela señaló que, “fue bastante gratificante realizar este taller, puesto que se dio en el marco de una jornada reflexiva donde los profesores convocaron con el fin, de generar espacios que favorezcan los procesos académicos de dichos estudiantes, en este sentido, nuestro propósito no solo se enfocó en entregar herramientas a las y los estudiantes, sino que además, un espacio de contención donde ellos/as lograron expresar su sentir respecto a su proceso académico, y a su vez, ser validados en este contexto. Creo que instancias como estas son necesarias en todos los sentidos, ya que a partir del taller, se logró generar una dinámica dialógica de carácter propositivo, donde se co- construyen estrategias e ideas de soluciones frente a los factores que amenazan el buen desarrollo de los procesos académicos en cada uno de las y los estudiantes”.